Kevin Benavides, del resultado histórico en el Dakar al guiño que le hizo un viejo campeón

El salteño Kevin Benavides, terminó segundo en la categoría motos del Rally Dakar 2018
El salteño Kevin Benavides, terminó segundo en la categoría motos del Rally Dakar 2018 Fuente: Reuters
Fernando Vergara
(0)
21 de enero de 2018  

Un equipo de 35 personas liderado por Taichi Honda lo esperaba para envolverlo en abrazos y celebrar el segundo lugar en el Rally Dakar 2018 de motos. Kevin Benavides , argentino, de 29 años, se bajó de su CRF 450 y sonrió. Quizás sin darse cuenta que en ese instante era la gran estrella de una compañía histórica en el mundo motor, saludó uno por uno a todos los asistentes y su cabeza se trasladó al 2019. “Estuve tan cerca de mi sueño… Pero no me conformo, porque mi gran objetivo es ganar el Dakar. Acá tuve la chance de acariciarlo, pero voy a seguir peleando y peleando porque ahora sé que puedo conseguirlo”.

Después de un auspicioso debut en 2016 con un cuarto lugar y una ausencia por lesión el año pasado, el salteño abandonó el 40mo rally extremo como uno los hombres con mayores perspectivas de cara al futuro. De hecho, Benavides se convirtió en el tercer piloto no europeo en conseguir el segundo puesto en motos. Sus registros en este 2018 sorprendieron a los principales directivos de Honda. En sus mentes tuvieron en cuenta que los ganadores de la categoría siempre fueron europeos y los subcampeones también, salvo en tres oportunidades: Danny Laporte (Estados Unidos), en 1982; Alfie Cox (Sudáfrica), en 2002 y ahora le llegó el turno al competidor argentino. Además, Benavides se transformó en el mejor piloto de Sudamérica en la categoría, desplazando a los experimentados chilenos Carlo De Gavardo (2001), Francisco “Chaleco” López (2010 y 2013) y Pablo Quintanilla (2016), quienes habían logrado terceros puestos. “Es un orgullo ser el mejor sudamericano de la historia del Dakar en cuanto a las posiciones, es un honor. Pero, honestamente, yo quiero más”, dijo Benavides.

Estuve tan cerca de mi sueño… Pero no me conformo, porque mi gran objetivo es ganar el Dakar. Acá tuve la chance de acariciarlo, pero voy a seguir peleando y peleando porque ahora sé que puedo conseguirlo
Kevin Benavides

Según le confiaron a la nacion en las entrañas de Honda, en Córdoba, en la marca japonesa le auguran futuro de campeón en el raid más extremo del mundo. Es el niño mimado dentro de una estructura de corredores experimentados como Joan Barreda (34), Paulo Gonçalves (38) y Michael Metge (38); Ricky Brabec, de 26, completa el equipo.

El contrato de Benavides con Honda Racing Corporation –su primer vínculo lo firmó en 2015 con Honda South America Rally Team– terminará en diciembre de 2019. La idea de los japoneses es extenderlo ante las tentaciones que podrían aparecer desde KTM, donde compite Luciano, su hermano menor.

En cada uno de los tramos argentinos del Dakar, Benavides encontró reconocimiento en la ovación del público. Además, resultó de los participantes más solicitados por los medios internacionales que recorrieron los 15 días de competencia. En Salta, su casa, tiene chapa de ídolo. En Córdoba, el último sábado, fue aplaudido por miles de personas que aguardaron en la línea de llegada , en La Cumbre. Fue allí cuando también se le acercó Marc Coma, director deportivo y cinco veces campeón, con un abrazo y un mensaje alentador: “Llegarás, no te preocupes, vas a llegar”. El piloto lo miró fijo y le respondió: “Voy a hacerlo”.

En una carrera tan volátil como el Dakar, curiosamente Benavides (que comenzó a correr a los 9 años en enduro) desperdició una gran oportunidad en la etapa entre Salta y Belén. En ese tramo cedió el liderazgo de la tabla general al perderse en el camino, junto con otros competidores. Honda presentó una denuncia alegando un error en el roadbook en el río Belén, pero fue desestimada y a Benavides lo separaron 41 minutos de quien sería el campeón: el austríaco Matthias Walkner (KTM). El recorte de tiempos no le alcanzó y no pudo ocultar su fastidio. “Siempre empujé para adelante y podría haberme ido de este Dakar con el primer puesto. No voy a parar hasta conseguir la victoria”.

Benavides diseña su calendario y dejó entrever que aspirará al Mundial de Rally Cross Country, en el que finalizó segundo en 2017, por detrás de Quintanilla. Allí, después de dejar atrás la lesión en su muñeca derecha, fue el primer argentino en ganar el Desafío de la Ruta 40. Por lo pronto, desde hoy es el tiempo de recuperar la energía en Salta, después de las dos semanas de batallas en las que hizo historia para el motociclismo argentino.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.