En off-side. Kissinger, los judíos, los nazis y el fútbol