El torneo Clausura. La alegría de seguir en Primera