La alegría del día: Pinzas, un kinesiólogo de oro

Se impuso en los 67 kilos de karate y concretó la 12a conquista de nuestro país; además, los varones del voleibol llegaron a la final; Toledo, fuera del podio
Se impuso en los 67 kilos de karate y concretó la 12a conquista de nuestro país; además, los varones del voleibol llegaron a la final; Toledo, fuera del podio
Germán Leza
(0)
25 de julio de 2015  

TORONTO.- Día de alegrías y tristezas en los Panamericanos. La mayor felicidad fue para Julián Pinzás, que anoche, a última hora, en los 30 segundos finales se recuperó y tras igualar en puntos, ganó por la decisión de los jueces. Así logró la medalla dorada en los 67 kilos de karate. Estudiante de kinesiología, superó en las semifinales al mexicano Daniel Vargas y en la definición al dominicano Deivis Ferreras. Con 24 años, Pinzas dio la nota en la noche canadiense y selló la 12a medalla dorada para la Argentina.

"No puedo caer de lo que me acaba de pasar, no era mi mejor año. Me lo tomé como un desafío y me dejé llevar pelea por pelea, disfrutarlo, y la verdad es que no lo puedo creer. Encima, en los dos últimos torneos, mi rival de la final me tenía alquilado, así que esta victoria fue muy especial. Cuando faltaban 13 segundos, sabía que estábamos empatados, pero como pesa en la definición la actitud, el que haya buscado más la pelea, tenía la percepción de que me podían dar por ganador", relató Pinzas, todavía conmocionado.

El oro de Pinzas no fue lo único bueno para la Argentina: la otra grata noticia resultó la clasificación del voleibol masculino a la final, tras vencer 3-1 a Canadá. Por la medalla dorada, se medirán con Brasil o Puerto Rico. Precisamente en la instancia decisiva, en cambio, cayeron las chicas del handball, que se quedaron con la presea de plata al perder con Brasil 25-20.

Toledo, la decepción

La decepción del día fue Braian Toledo. "No fue un buen resultado. No me voy conforme, aunque sé que tendré revancha dentro de cuatro años", reconoció. Se esperaba más de su parte en el lanzamiento de jabalina. Los 77,68 metros que alcanzó en su mejor tiro no le alcanzaron siquiera para llegar al podio: fue 4°. Quedó lejos de los 83.27m de Keshorn Walcott (el campeón olímpico de Trinidad y Tobago), los 81.62m de Riley Dolezal (Estados Unidos) y los 80.94m de Julio Cesar De Oliveira (Brasil). "No fue una competencia como la imaginamos. No me salió lo que venimos haciendo este tiempo. Era una prueba accesible", agregó con tono apesadumbrado.

La mejor marca del año de Toledo fue de 82,90m, que a su vez es su récord histórico. Acercándose a ese registro o superándolo, se hubiese llevado al menos una medalla, que era lo que en su intimidad había venido a buscar. Con esos 82.90m, se clasificó para Mundial de agosto, en Pekín, su próximo desafío. Gran parte de su preparación anual se basó para tratar de llegar bien al Mundial, aunque evidentemente lo hecho en Toronto estuvo lejos de conformarlo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.