La ambición de Olimpo le alcanzó para marcar diferencias con Central

Un gol de Gissi en el segundo tiempo le dio el 1-0 al local; en desventaja, los canallas no tuvieron atisbos de reacción
Oscar Baltián
(0)
24 de noviembre de 2013  

BAHIA BLANCA.– Mucho más de lo que muestran los fríos números es lo que vale cada triunfo para Olimpo. Su desesperada carrera por escaparle al descenso lo hace ir en busca de puntos del modo que sea y, cuando los consigue, los valora en consecuencia. Por eso, la victoria final por 1 a 0 ante Rosario Central en esta ciudad se celebró con inusitado entusiasmo. La lluvia –que se había desatado desde los 20 minutos del segundo período– seguía cubriendo los cuerpos de los futbolistas aurinegros, que reunidos en una ronda compacta y plagada de arengas optimistas continuaban en el campo en son de festejo exclusivo.

La mayor ambición bahiense se reflejó en las llegadas. Pérez Guedes lo tuvo en un par de oportunidades ante Caranta, pero el arquero resolvió bien. La búsqueda permanente del atacante, respaldado por Cerutti, fueron lo más claro a pesar de que en el primer período no lograron marcarlo en la red. Esporádicamente, el Chino Luna trató de complicar de contra, pero lejos estuvo de gravitar como en otras tardes.

Urgido por la necesidad, Olimpo supo cómo mantener la calma en el segundo tiempo. Cerutti creció y mejoró lo realizado en la parte inicial. Y su tarea se potenció gracias al constante ir y venir por todo el frente de ataque del incansable Lugüercio, que se las ingenió para complicar a la defensa del equipo dirigido por Miguel Ángel Russo.

El trabajo de despliegue físico de los locales pudo con todo, no sólo con Central. Es que a la lluvia que comenzó tibiamente, se sumó un impensado cambio de viento, que favorecía a los rosarinos. Pero fue tan desatada la furia bahiense por la búsqueda de ese gol que no llegaba, que hasta logró contrarrestar el fenómeno climático.

A los 31 minutos, un córner desde la izquierda encontró en el corazón del área al cabezazo de Dylan Gissi que hizo inútil la volada de Caranta. Central, apremiado y confundido, no halló respuestas ni siquiera para reordenarse y contraatacar. Era la hora de desahogarse y celebrar. Perazzo elogió el "sobreesfuerzo" de los suyos. No le faltaba razón, así como no había exageración alguna en esa imparable fiesta bajo la lluvia...

Feliz por el primero

El suizo Dylan Gissi marcó su primer gol en la Argentina y se mostró emocionado. "Es una alegría enorme, pero en el equipo soy uno más. Estuvimos ordenados y nos relevamos bien", sentenció el defensor.

Gómez, la cara nueva

En Rosario Central hizo su debut en primera el lateral Elías José Gómez, nacido en Granadero Baigorria el 9 de junio de 1994. Juega en las inferiores del canalla desde 2008, cuando empezó en la novena, y debutó en reserva el 5 de agosto de este año.

La quinta del Chino

Al mostrarle Mauro Vigliano la tarjeta amarilla al Chino Luna, lo dejó sin la posibilidad de jugar ante Racing por haber llegado a las cinco amonestaciones.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.