La anécdota de Ronaldo y Pelé

El jugador de Inter recuerda que O Rei le dio fuerzas cuando más lo necesitó
(0)
28 de junio de 2002  • 09:25

YOKOHAMA.– (De un enviado especial).– Sólo tres meses y medio después de volver a las canchas, Ronaldo es el máximo goleador y una de las figuras del Mundial. Nadie lo imaginaba. Las misteriosas convulsiones en la final de Francia 98 y los fatídicos ligamentos de la rodilla derecha en el encuentro decisivo de la Copa Italia 2000 lo habían acorralado. Pero Ronaldo volvió. Y hoy recuerda una anécdota. Una visita.

Apareció Pelé para darle impulso. Para sostenerlo. En Brasil, mientras el crack se recuperaba, un día el ex astro golpeó a la puerta de su casa. “Pelé me dijo que él había sufrido una seria lesión durante la Copa del Mundo de 1966 y que los médicos le dijeron que quizá no podría volver a jugar. Pero lo hizo. Cuatro años después ganó el Mundial de México 1970 y fue elegido como el mejor jugador de ese torneo. Hoy puedo decir que Pelé me dio el valor para perseverar”, confesó Ronie, que ya es el segundo goleador brasileño en la historia de los mundiales con diez tantos. O Rei, Pelé, hizo doce.

Es verdad que hay cierto paralelismo entre uno y otro. Por ejemplo, los dos comenzaron sus carreras en los Mundiales muy jóvenes, con sólo 17 años. Pero mientras Ronaldo no jugó ningún partido en los Estados Unidos 1994, Pelé, en Suecia 1958, se convirtió en el futbolista de menor edad en convertir goles, frente a Gales y Suecia. Sin olvidarse también de que fue el más joven en anotar tres veces en un encuentro. Esto sucedió en las semifinales de aquel certamen, en la victoria por 5 a 2 ante Francia. Los dos, con diferente protagonismo, se alzaron con el título en su primera experiencia mundialista.

Más tarde llegó la decepción. La amargura. Compartida también. Pelé, como defensor del título, integró el plantel que quedó eliminado en la primera rueda de Inglaterra 1966. Brasil cayó frente a Hungría y Portugal, en ambas ocasiones por 3 a 1, y ante el conjunto de Eusebio, Pelé sufrió una grave lesión en la rodilla izquierda. De Ronaldo, también como defensor del título, ya se conoce que el desenlace de Francia 98 lo vivió como una tragedia. El y el mundo.

Pero volvieron. Con ánimo de revancha. En México 70, Pelé consiguió seis goles y guió a Brasil hacia el tricampeonato luego de superar por 4 a 1 a Italia, en la final. Ronaldo también ya ha convertido seis tantos en Corea-Japón. Y tiene a Alemania por delante. Ahora, para quedarse con el penta. Y para seguir los pasos de ese hombre que un día se apareció por su casa para decirle que no debía darse por vencido.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?