Ante Venezuela por las eliminatorias. La Argentina, frente a urgencias impostergables