La clave, levantar el ánimo