La columna de Manu: "Soy un tipo de mucha suerte"