Copa Sudamericana. La fe de Independiente crece a fuerza de triunfos