"La gente nunca me tuvo afecto"

Sin carisma y con la cercana sombra del fracaso en el Mundial, Bielsa sabe que su vínculo con los simpatizantes se mantendrá distante
(0)
20 de mayo de 2003  

La relación entre la selección y los hinchas se ha enfriado después del Mundial 2002. Bielsa lo sabe, lo palpa, lo asume. Y sueña con reestablecer aquel feeling. "Recuperar el afecto de la gente es uno de los objetivos del equipo", apuntó. Y enseguida intentó desplazarse de la escena, separar las diferencias que los simpatizantes pueden tener con él del reconocimiento que aspira a recuperar para el conjunto nacional. "La gente nunca me tuvo afecto y ni siquiera yo quiero que me quieran, pero el equipo sí se merece ese afecto" ¿En serio? ¿No le interesa que los hinchas lo quieran?, se le preguntó. "Bueno, sí, me interesaría mucho, pero sería una cuestión de carisma, que yo no tengo. Pero claro que me gustaría, ¿a quién le amarga un dulce?", describió Marcelo Bielsa.

Como siempre, se alejó de las excusas y aceptó soportar las culpas. "Yo me puedo hacer cargo de la decepción de la gente porque soy el responsable, pero no sería justo que ahora se cargue contra Milito, Mascherano o Rosales porque ellos no tienen nada que ver con lo que pasó en el Mundial."

"Durante muchos años me dediqué a analizar cuáles eran los pedidos de los hinchas. Y encontré que querían una selección que no haga trampa, que ataque siempre, que no especule, que vaya al frente y que sepa cuidar la pelota. En la selección conseguimos todo esto y así creí que nos íbamos a ganar el respeto de la gente, pero eso era una mentira. A la gente lo único que le importa es ganar y vale de cualquier manera", señaló.

¿Cómo reaccionaría ante una situación de frialdad popular en el debut de las eliminatorias, ante Chile, en el Monumental? "Ya he atravesado por esa situación, pero de todos modos no se puede imaginar lo que aún no sucedió", afirmó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.