Frente al tablero. La hermana menor