La Hiena no tuvo oponente

Batió por descalificación en el 5º round al chileno Uribe, que se cansó de golpear ilícitamente
Diego Mazzei
(0)
30 de octubre de 2000  

Difícil hablar de pelea cuando uno de los contendientes boicotea el espectáculo;casi imposible referirse al combate global desde el momento en que uno de los protagonistas parece desinteresado en pelear. Esas son las sensaciones que quedaron luego de la victoria de Jorge La Hiena Barrios sobre el chileno Carlos Uribe, en el microestadio de Lanús, por descalificación en el quinto round. Era el regreso del campeón de los livianos juniors de la UMB luego de siete meses de inactividad, pero el final se encontró con la desazón de los 1500 espectadores que convocó La Hiena. La definición llegó tal vez dilatada, ya que desde el segundo capítulo se fueron vislumbrando las intenciones de Uribe. Sencillamente, el chileno se dedicó a golpear antirreglamentariamente.

Al principio se mostró huidizo Uribe, casi escapándole a la pelea. Barrios apareció en buena forma física y, aunque en algunos momentos lució falto de distancia, no se descontroló ante la insólita táctica de su adversario y ofreció los rectos por adentro como punto fuerte.

A partir de la segunda vuelta empezó a desvirtuarse la pelea. Uribe golpeó en la nuca a Barrios y recibió el descuento de un punto por parte del árbitro, Jorge Basile.

Se olfateaba la descalificación: Uribe ignoraba las indicaciones del referí y castigaba a Barrios de cualquier manera. Por eso, no extrañó que en el cuarto round Basile le quitara tres puntos, por pegar después de la orden de detención. Repitió Uribe su bochornosa fórmula y el árbitro le dijo basta.

Entonces, Barrios perdió toda la tranquilidad que había tenido durante la pelea y arremetió para la TV contra el chileno, con exabruptos varios que incluyeron conceptos hirientes para el país trasandino.

Más calmo, en los vestuarios, La Hiena pidió disculpas y expresó su fastidio por el show que no pudo ser. "El chileno me insultó y se cansó de pegarme en la nuca, pero yo fui un caballero arriba del ring", destacó.

La Hiena cumplió con un triunfo en su regreso. Mas no contó con un rival que hiciera cualquier cosa -menos boxear- para volver temprano a su casa.

Chacón recuperó la sonrisa

M ENDOZA.- El mendocino Pablo Chacón arrancó con buen pie esta nueva etapa de su carrera, tras dos derrotas seguidas que parecían querer doblegarlo. Ahora recuperó la sonrisa con una cómoda victoria por puntos ante el entrerriano Justo "KO" Martínez y, de paso, se quedó con el título latino de los plumas que se encontraba vacante.

El combate, efectuado en el estadio Pascual Pérez, de esta ciudad, mostró a Chacón (57,150kg), muy distinto del que cayó el mes último ante Martinet. Pleno de confianza, agresivo y veloz, el mendocino nunca pasó apremios frente a Martínez (56,5), zurdo y esforzado, pero limitado técnicamente.

  • Noqueó Castro. En San Justo, Jorge "Locomotora" Castro fue demasiado para Fabián Chancalay. Ahora como peso crucero, el Roña se impuso por KO técnico en el 7° asalto, luego de derribar a su rival dos veces en el primer asalto.
  • Castro busca una posibilidad para pelear por el título del CMB, que posee el cubano Juan Carlos Gómez, un combate que podría hacerse en diciembre en Hamburgo.

  • Cambio de rival. Finalmente, el guyanés Wayne Braithwaite no será el rival de Marcelo Domínguez para el duelo del sábado próximo, en Ituzaingó, para dirimir quién se transformará en el retador oficial en el ranking de los cruceros del Consejo Mundial de Boxeo.
  • La entidad determinó que el oponente de Domínguez será el experimentado Adolpho Washington, de 33 años y ex campeón crucero de la FIB.

    Braithwaite argumentó una lesión a través de un fax recibido por el promotor argentino Hernán Santos Nicolini.

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.