La historia de un "no"

"Nuestro fútbol necesita a Bielsa", dijo Pekerman, que prefirió no ser el técnico
(0)
9 de septiembre de 1998  

Durante muchos días se creyó que José Pekerman sería el sucesor de Daniel Passarella. Incluso Julio Grondona daba señales en ese sentido porque hasta había llegado a ofrecerle el cargo. Pero la respuesta fue negativa. "Creo que este proyecto beneficiará al fútbol argentino. Para mí lo mejor era implementar este sistema. Por más que muchas personas no lo entiendan, no dirigir al seleccionado mayor es lo más acertado", aclaró Pekerman, como para que se entienda que no lo asustó la responsabilidad. Y quiso ser más claro aún: "Hoy en día se debe tener un gran aprovechamiento de las capacidades de los profesionales, porque estamos en un fútbol muy competitivo como el argentino, que tanta importancia tiene a nivel mundial. Por eso es que nuestro fútbol necesita a Marcelo Bielsa", dijo.

El alcance de su cargo se robó la escena. "Mi función es la del desarrollo armónico de los seleccionados. Además, estoy a cargo de verificar el correcto funcionamiento delas distintas áreas que tienen las selecciones y que haya una continuidad de trabajo en todos los equipos", explicó Pekerman. Pero de inmediato aclaró que Bielsa dispondrá de absoluta libertad de movimientos. "Marcelo será el único encargado de establecer el sistema de juego y de elegir los jugadores que crea convenientes para su trabajo", sostuvo.

Pekerman no eludió subrayar un mérito. "Cuando iniciamos el trabajo con los juveniles, llegamos con una idea que no convenció a muchos, pero que ahora demuestra que no sólo se consiguieron resultados, sino que se pudo armar una estructura que antes no existía", concluyó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.