El Torneo de Primera División. La historia se repite: Rosario es de Central