Frente a un nuevo conflicto. La huelga le saca el pulmotor a clubes en terapia intensiva.