A 142 días de Alemania 2006. La lista ya está: José sólo duda por las sorpresas