El seleccionado. La mejor de las sorpresas