El Nacional de Clubes. La paridad tomó el torneo por asalto