Incidentes. La policía agredió a varios jugadores en los vestuarios