La segunda vez

Tras 78 años nuestro país organizará la máxima competencia; hoy será el sorteo y mañana el comienzo
Tras 78 años nuestro país organizará la máxima competencia; hoy será el sorteo y mañana el comienzo
(0)
27 de septiembre de 2005  

POTRERO DE LOS FUNES, San Luis.- Hoy a las 20, frente al embalse Potrero de los Funes, se llevará a cabo la ceremonia de inauguración del Campeonato Mundial oficial de ajedrez (versión FIDE); durante el acto, que contará con la presencia del vicepresidente de la Nación, Daniel Scioli, el titular de la FIDE, el calmuco Kirsan Ilyumzhinov y el gobernador de esta provincia, Alberto Rodríguez Saá, se realizará el sorteo y confección del fixture con el orden de las catorce ruedas de juego en las que se enfrentarán los ocho participantes con el sistema de doble liga; además actuarán el músico Lito Vitale y el bailarín Iñaki Urlezaga, y el lanzamiento de fuego artificiales.

De esta manera y tras 78 años, la Argentina, por segunda vez, será anfitriona de un Mundial de ajedrez como sucedió en Buenos Aires, en 1927, con el recordado duelo entre el cubano José Raúl Capablanca, por entonces rey de los trebejos, y el retador francés de origen eslavo, Alexander Alekhine.

En aquella ocasión, el Club Argentino, la entidad decana del ajedrez vernáculo, fue la encargada de la organización de la histórica competencia desarrollada en los salones del antiguo local en Carlos Pellegrini 449 (sólo dos de las 34 partidas se jugaron en la sede del Jockey Club, de la calle Florida) y de reunir los 18.000 pesos moneda nacional equivalente a los 10.000 dólares oro de la época, en tiempos en los que la moneda argentina gozaba de un respaldo mayor que la norteamericana frente al precioso metal. Es que un peso de entonces equivalente a 0,44 centavos de oro aumentaba su cotización ante la divisa extranjera.

Ahora, los grandes maestros, Vishwanathan Anand (India), Veselin Topalov (Bulgaria), Rustam Kasimdzhanov (Uzbekistán), Michael Adams (Inglaterra), Judit Polgar y Peter Leko (Hungría) y Alexander Morozevich y Peter Svidler (Rusia) se enfrentarán, en un recinto construido especialmente para la ocasión, un lugar de 3000m2 bautizado como "La caja de los trebejos", por una bolsa en premios de un millón de dólares (trescientos mil serán para el ganador), y con un gasto de infraestructura de alrededor de US$ 13.000.000, según lo estimó el ministro provincial Alberto Pérez. Ayer se realizó la conferencia de prensa y hubo algunas manifestaciones contrarias al gobierno provincial.

El Mundial de San Luis tendrá la particularidad, al igual que en 1948 cuando la FIDE se hizo cargo del título vacante tras la muerte de Alekhine y seleccionó a cinco maestros para la sucesión, que la final no será protagonizada sólo por el campeón y el aspirante; los ocho maestros se enfrentarán para determinar un campeón oficial (FIDE) y avanzar hacia el fin del cisma. Una división que nació hace trece años y que aún sigue pendiente porque el campeón oficioso, Vladimir Kramnik y el Nº 1 del mundo, Garry Kasparov faltaron a la cita que comenzará mañana, en tierra cuyana.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.