El verdugo del Lobo. La tarde del goleador