Larga el Jockey. La temporada de polo toma fuerza