La TV, un asunto nacional

Finalmente, el debut de la selección contra Chile se emitirá sólo en directo por canales de cable; el partido irá en diferido por la TV abierta; el tema provocó un gran debate, en una historia de negociaciones y polémicas que llegó hasta ámbitos de la política y la Justicia
Finalmente, el debut de la selección contra Chile se emitirá sólo en directo por canales de cable; el partido irá en diferido por la TV abierta; el tema provocó un gran debate, en una historia de negociaciones y polémicas que llegó hasta ámbitos de la política y la Justicia
(0)
29 de marzo de 2000  

TV o no TV parece ser la cuestión. En nuestro medio, la relación entre la televisión y el fútbol ha generado muchas controversias. Nació en el reclamo de los clubes por obtener mayores ingresos por parte de la pantalla, hecho que todavía se extiene hasta el presente. Ahora, las idas y venidas saltaron de las instituciones a la selección. Es que la televisación de las eliminatorias se ha convertido en un tema central en el que nadie ha quedado afuera: personajes del deporte, empresarios, políticos y hasta la mismísima Justicia. En todos lados se instaló el debate, en una historia que tiene varias aristas...

  • La política. Ayer Julio Humberto Grondona debía asistir a la Comisión de Deportes de la Cámara de Diputados. Era el último manotazo de ahogado de la rama política intentando colgarse una cucarda logrando que el partido, finalmente, vaya en directo. Pero el titular de la AFA se excusó y faltó a la cita alegando una agenda cargada con motivos del partido de hoy.
  • Atrás quedaron los pedidos de diputados y senadores de todas las corrientes, que lograron ponerse de acuerdo por única vez en aunar sus líneas ideológicas. Es que el fútbol todo lo puede... Igualmente, conseguir el cambio de horario a esta altura, cuando los jugadores ya están precalentando y los canales de televisión con sus promociones funcionando desde hace rato, hubiese sido imposible.

    Al difundir el acuerdo sobre la televisión gratuita para todo el país, aunque en forma diferida, Darío Loperfido, secretario de Cultura y Comunicación, manifestó: "Hemos pasado de un escenario donde solamente iban a poder ver los partidos quienes pagaran a este actual, en el cual los que pagan lo ven un rato antes, pero el que no pague nada, con sólo tener un televisor en cualquier lugar del país, lo va a observar en diferido, a través de ATC". Cierto, tanto como que desde la aparición de la televisación por cable, es la primera vez que los partidos van en diferido...

  • La Justicia. Sí, el tema también llegó a los estratos judiciales. El abogado Andrés Gil Domínguez había presentado una medida cautelar tendiente a lograr la televisación en directo para todo el país. Pero la jueza en lo contencioso administrativo federal Susana Córdoba estimó que "el derecho a la información parecería estar a resguardo en la medida en que los encuentros que el equipo nacional dispute como local serían transmitidos por un canal de aire a los treinta minutos de iniciados".
  • Gil Domínguez también planteó la incertidumbre sobre si el sistema de televisión cerrado codificado rompe derechos y garantías reconocidas por la Constitución Nacional. Sin embargo, la magistrada fue tajante al respecto: "No parecería prudente que un juez avanzara sobre los derechos nacidos o generados por contratos entre particulares".

  • La economía. Escapando de las palabras mágicas directo-diferido, hay algunos números para destacar en la venta de los derechos de los partidos de local de Argentina. El paquete de los 9 partidos de la selección fue comprado por TyT (Torneos y Competencias más la empresa brasileña Traffic) en 15 millones de dólares. Pues bien, la empresa compradora se convirtió en vendedora, y el paquete fue a pasar a PSN, previo desembolso de... ¡40 millones! Queda claro que Avila y compañía, como simples intermediarios, hicieron un gran negocio al recaudar 25 millones. Y que la AFA se quedó con 10 millones menos de ese monto...
  • Detrás de esta simple negociación aparecen algunos detalles por considerar. TyT ganó la licitación a fines de 1998, fecha algo lejana para tratar un tema que comenzaría 15 meses después. Distintos representantes de clubes le dijeron a La Nación que el tema nunca pasó por el Comité Ejecutivo. TyT y PSN son empresas que tienen un mismo denominador común: el grupo Hicks, Muse, Tate & Furst como principal accionista. Más claro: prácticamente, el dinero salió de un bolsillo del pantalón para entrar en el otro.

    A todo esto, en el interior del país se desató una batalla entre Multicanal y Cablevisión por quedarse con la mayor cantidad de televidentes. Y los canales de cable menores provinciales quedaron en inferioridad de condiciones, pues Cablevisión y Multicanal habrían acordado beneficios con PSN para que esta señal no negocie con el resto del mercado...

  • El hincha. Catorce años y 9 meses han pasado. Aquel 30 de junio de 1985 fue el último partido de la selección que el hincha tuvo que ver en diferido. Fue Argentina 2 v. Perú 2, con el recordado gol de Ricardo Gareca sobre la línea tras una corajeada de Daniel Passarella. En aquel entonces, el partido no fue en directo para asegurarse el público en el Monumental. En el camino a Francia 98, las eliminatorias se vieron en directo por un decreto de Carlos Menem firmado en enero de 1995 y luego derogado.
  • Los tiempos cambiaron. Ahora no es la convocatoria de público la que manda, sino los acuerdos económicos para tratar de sacar mayor rédito en la suscripción de abonados. Léase: diferido antes significaba mayor ventra de entradas. Ahora, más codificadores.

    Estas son las variantes de la transmisión del partido Argentina-Chile.

    HORARIO

    Si vive en la Capital y el Gran Buenos Aires y no es abonado a ningún cable verá el partido en diferido por Canal 13. La transmisión comienza a las 22, pero por contrato el encuentro no podrá ser emitido hasta que no termine el primer tiempo en el Monumental.

    Si vive en el interior y es abonado a algún sistema de cable verá el partido en directo sin ningún cargo adicional. Si no es abonado, lo verá en diferido por ATC, a las 22.30.

    PRECIO

    Si vive en la Capital o el Gran Buenos Aires y es abonado a Multicanal o CableVisión y tiene decodificador, las opciones son:

    Campeonato: por 36 pesos más IVA, todos los partidos que la Argentina juegue como local. Se puede abonar en tres cuotas de 12 pesos más IVA.

    Suscripción mensual: 5 pesos más IVA por mes, cuando la Argentina juegue de local.

    Por partido: 6 pesos más IVA por cada encuentro que se elija.

    Se puede suscribir hasta dos horas antes del partido en el caso de Multicanal y tres horas en CableVisión.

    Si no se tiene decodificador se debe llamar unos días antes de que se dispute el encuentro y por mes se le cobrará 3 pesos más IVA.

    Los teléfonos para la suscripción son: Multicanal, 0810-888-2002; CableVisión, 4-778-6000.

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.