Lanús atraviesa una etapa muy difícil

El cambio de técnico aún no pudo cambiar su magra campaña
(0)
30 de octubre de 2000  

Una etapa muy difícil es la que atraviesa Lanús, por estos días, en el plano futbolístico y en el institucional.

A veces, estos aspectos se relacionan; lo cierto es que desde aquella goleada frente a Los Andes por 6 a 1, en la sexta fecha del Apertura, el equipo no volvió a ganar. Sumó cuatro derrotas y sólo dos empates. Además, soportó la renuncia de Miguel Angel Russo, que fue reemplazado por Héctor Rodolfo Veira en la conducción del equipo.

Veira fue contratado por tratarse de un entrenador motivador; y ayer, tras la derrota por 3 a 1 ante Gimnasia y Esgrima, no perdió la confianza: "Jugamos un poco mejor que contra Unión, al que le empatamos; esta vez el rival pegó en los momentos justos, y después de que Capria no convirtió el penal, el equipo se cayó anímicamente. En defensa se cometieron errores, de los que hablaremos el martes -por mañana-, en frío; pero aquí muchas de las cosas por corregir pasan por la motivación".

Lucas Alessandria reconoció que "estamos mal de ánimo, con falta de confianza, y esto nos lleva a cometer errores en el fondo y a desperdiciar ocasiones para convertir. Igual, no creo que Gimnasia haya sido superior como para merecer el triunfo".

Con mucha bronca apareció Dante Ciglic y la descargó contra el árbitro Claudio Martín: "Estoy cansado de los árbitros mediocres; sólo él pudo cobrar penal en esa jugada en la que nos trabamos las piernas con Sava, por dominar la pelota, pero no hubo intención de foul de ninguno de los dos; estas cosas nos desmoralizan más. En el gol de Enría, reconozco que Burela y yo nos equivocamos, pero lo del árbitro nos desequilibró", dijo.

En lo institucional, en las últimas horas sorprendió la decisión del médico Carlos González, que, por razones particulares, no asumirá la presidencia de Lanús el 26 del mes próximo; hace más de un mes estaba todo acordado y ahora se espera que lo reemplace el médico Héctor Sólito.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.