El Torneo de Primera División. Lanús, con mucha pimienta