Las claves

En la final del 108° Campeonato Argentino Abierto
(0)
16 de diciembre de 2001  

  • Chapaleufú ganó un partido que tenía prácticamente perdido porque juega muy bien bajo presión. Manejó bien los momentos clave, en especial cuando quedó 10-14 en el 7° chukker y reaccionó con temperamento.
  • La extraordinaria actuación de Bautista Heguy resultó vital. No sólo por los 12 goles que convirtió, sino porque mantuvo al equipo en los peores pasajes, cargando con toda la responsabilidad. Además, sus caballos rindieron en forma fantástica, en especial Imperial y Alazanas Birra.
  • La Dolfina desplegó un mejor polo, con rotaciones, variantes, la capacidad goleadora de Cambiaso cuando se le presentó la oportunidad y el aporte que Juan Ignacio Merlos en los seis primeros períodos. Sin embargo, cometió el peor de los pecados: no saber manejar el resultado. Así perdió la final.
  • Los penales errados por Cambiaso (cuatro) en la primera mitad terminaron pesando demasiado en un final tan cerrado. Días son días: hace una semana, había sido infalible.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.