El GP de Malasia de F. 1. Las Ferrari, sorprendidas por el inspirado Trulli