LeBron Rodriguez

Marcelo Gantman
Marcelo Gantman PARA LA NACION
(0)
28 de junio de 2014  • 19:41

RIO DE JANEIRO.- En una era pretelevisiva, el gol de James Rodriguez a Uruguay sería contado con exageraciones y adornos narrativos por los encargados de transmitir el entusiasmo por el fútbol de una generación a otra.

Pero ya que está todo a la vista y desde todos los ángulos, mejor no dejar de mostrarlo.

Así lo entendieron en el Maracaná donde lo repitieron por lo menos cinco veces como complemento del "contenido" que la propia Colombia seguía generando en el campo de juego. Ese gol le tuvo que hacer lugar al segundo, también de James, un desenlace deseado luego de una gran acción colectiva.

La Colombia de José Pekerman se mete en cuartos de final con una buena producción de casi todos sus jugadores. Parece un equipo en desorden permanente, pero organizado en esa aparente confusión. El comienzo de la jugada puede estar en cualquier punto del campo. Todos pasan al ataque y el propio James Rodriguez es el primero en obstruir en los costados para que Colombia no tenga que defenderse cerca del arquero David Ospina. Tan necesario hoy como su goleador.

Uruguay jugó con el "caso Suárez"como música de fondo. Su idea de aguantar y luego ver no le funcionó. Apretó sobre el último tramo del partido, donde Brasil pudo ver los problemas que puede tener su rival de cuartos si juega tan atrás.

Colombia tiene en su "pequeño LeBron" a un jugador talentoso y goleador. Hasta dónde podrá llegar no se sabe. Pero contra Uruguay fue un equipo serio y divertido a la vez. El Maracaná aplaudió de pie ese fútbol que encaja perfecto con este escenario.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.