Lewis Hamilton: "No señalen a los pilotos por las carreras aburridas, nosotros no hacemos las reglas"

Lewis Hamilton, campeón del Gran Premio de Francia
Lewis Hamilton, campeón del Gran Premio de Francia Fuente: AFP
Alberto Cantore
(0)
23 de junio de 2019  • 23:59

Un casillero le faltó completar a Mercedes en el Gran Premio de Francia de Fórmula 1: marcar la vuelta más rápida, que quedó en poder de Ferrari . Entre Lewis Hamilton y Valtteri Bottas se repartieron el dominio de las tres sesiones de entrenamientos, mientras que el quíntuple campeón del mundo dejó su sello al momento de las definiciones: registró la pole position y se impuso, después de 53 giros, por una diferencia apabullante sobre su compañero de escudería. Cuando cayó la bandera a cuadros, el cronómetro registró 18s056/1000 entre el británico y el finlandés; el nuevo el 1-2, el sexto en la ocho carreras de 2019, resultó el N°50 en la historia para el equipo de Brackley. Ilusionarse con una batalla como la que le propuso Sebastian Vettel en el GP de Canadá, fue una proyección que Hamilton se encargó de desbaratar en el inicio, momentos en que a puro acelerador se distanciaba de Bottas y empezaba a diseñar la victoria.

Con el triunfo, el británico sumó puntos en 200 de los 237 Grandes Premios, elevó a 79 el número de victorias y con 187 unidades es el cómodo puntero del Campeonato de Pilotos, con una ventaja de 36 puntos sobre Bottas; Vettel, que firmó el giro más veloz, asoma 3°, a 76 puntos. Las seis victorias, por sobre dos de Bottas, realzan el poderío de Mercedes en la temporada, un dominio que genera rechazo en los seguidores de la F.1.

Pero Hamilton, que no dio opciones a los rivales en la pista, se encargó de focalizar las razones de esa supremacía que le resta pasión e interés a los fanáticos. "Cuando la gente ve un triunfo así [como el de Mercedes], no es tal vez consciente de todo el trabajo que hay detrás. No señalen con el dedo a los pilotos cuando una carrera es aburrida, porque nosotros no escribimos las reglas", resaltó Hamilton, que junto con Nico Hulkenberg (Renault) y Alex Wurz, el presidente de la Asociación de Pilotos de Grandes Premios, asistió a la cumbre de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), sobre las reglamentaciones de la F.1 de 2021, que se desarrolló en París. Las negociaciones no están cerradas y los jefes de equipo intuyen que el pacto, que incluye modificaciones normativas, financieras y de gobierno, podría firmarse en octubre.

Acompañado por Bottas y el monegasco Charles Leclerc (Ferrari), los integrantes del podio y quienes asistieron a la conferencia de prensa, Hamilton deslizó que su misión no es la de provocar modificaciones, aunque sí debe involucrarse. "Esto es un ciclo constante de la Fórmula 1, que existe por la manera en que está concebida: mientras la estructura se mantenga, esto no cambiará. Se estuvieron tomando decisiones sin la opinión de los pilotos, por lo que si mi opinión ayuda para cambiar y darle a los fanáticos mejores carreras, mejores espectáculos, me sentiría orgulloso de ser parte de esto", aseveró el cinco veces campeón del mundo, que destacó que lo que sucedió en Montreal, cuando él y Vettel disputaron la cabeza de la carrera, que se decantó a favor suyo por la sanción de cinco segundos que le aplicaron al alemán, es lo que desea el público: "Aquellas carreras son las que más se disfrutan, no la de hoy. Pero mi trabajo es éste: venir y hacer la tarea lo mejor posible, aunque la diferencia sea la que tuvimos en Paul Ricard".

Las palabras de Hamilton retumbaban en la cabeza de Bottas, que después de un comienzo de temporada esperanzador, con dos victorias en cuatro Grande Premios, ahora observa cómo el sueño de pulsear por el título empieza a decaer. "Será importante entender dónde puedo mejorar. Es algo que necesito estudiar, porque hoy [por ayer] Lewis fue muy consistente. Pero no es imbatible. Eso lo sé y solo necesito trabajar duro", fue el intento del finlandés por enseñarse con fuerzas para sostener la lucha.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.