Lo difícil del Mundial es dormir

(0)
30 de julio de 2015  

KAZAN, Rusia (EFE).– Que amanezca en Kazán a las 3.40 de la madrugada tiene más inconvenientes que ventajas cuando los deportistas vienen de otras latitudes y, especialmente, si en las ventanas no se acostumbra a utilizar persianas.

Así lo han constatado los atletas y los equipos nacionales de diferentes países en sus primeros días en la ciudad, capital de la República de Tartaristán (al sudeste de Moscú), que participan del Mundial de natación. En la villa de atletas o en los hoteles, las ventanas carecen de persianas y la luz se filtra desde antes de las 4. La solución más utilizada son los antifaces, pero no soluciona el problema. ¿Qué hicieron las nadadoras españolas de nado sincronizado? Lo contó Clara Basiana en su blog personal (entremilburbujas.blogspot.com): cubrieron las ventanas con bolsas negras de residuos y las fijaron a los soportes de las cortinas con cinta. Las chicas del waterpolo perfeccionaron la técnica: a las bolsas les sumaron mantas. La nadadora Melani Costa dijo en Twitter, mezcla de ironía y humor: "Amanece tan temprano que los gallos se han mudado... [3-4 AM] ¿Solución? ¡Bolsas de basura!".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?