Lo que quedó del clásico