El escenario. Los colores de la nueva estrategia de la F.1