Basquetbol. Los directivos ganaron sin resignar demasiado