Los Gladiadores estuvieron cerca, pero volvieron a perder