Los juegos del Twitter

La red social ya es la gran protagonista; la griega Papachristou fue expulsada por twittear expresiones racistas; los protagonistas difunden sus imágenes
(0)
26 de julio de 2012  

LONDRES (De nuestros enviados especiales).- Como en los mundiales de fútbol, cada Juego Olímpico se destaca por un hecho o un avance tecnológico distinto. Pues no hay que esperar a que empiece la competencia. Estos ya son los Juegos del Twitter.

La situación está a la vista de cualquiera que se conecte a Internet a través de un dispositivo móvil o una computadora. Por lo impactante de la noticia y la inmediatez, se puede empezar por lo que ocurrió con la griega Voula Papachristou, una atleta de salto triple de la que jamás se hubiera hablado en nuestro país porque ni siquiera tenía chances de ganar medallas. Sin embargo, tomó una decisión de hacer público un pensamiento suyo en Twitter que definió su destino en los Juegos. Fue expulsada. ¿Qué escribió? "Con tantos africanos en Grecia, al menos los mosquitos del Nilo Occidental comerán comida casera."

El Comité Olímpico Griego separó de su delegación a Papachristou. Y enseguida el Comité Olímpico Internacional aceptó la medida. "La atleta de triple salto ha sido expulsada del equipo por sus comentarios contrarios a los valores e ideales del movimiento olímpico."

El de la griega es el ejemplo más claro del poder destructor que tiene esta herramienta. No hay que alarmarse por ello. Simplemente aceptar que es la realidad. En todo caso, al que no le guste el juego, que no se sume. Y al que sí, que tenga en claro algunas cosas.

En estos días, Twitter le permitió al público acceder a un nivel muy personal de los protagonistas, algo que muchas veces el periodismo no puede hacer. La situación de los jugadores argentinos de handball anteayer, cuando llegaron a la Villa, ese desborde de emoción, no hubiera sido el mismo si por delante habían cámaras de TV y cronistas siguiéndolos. Ellos fueron sus mismos cronistas, entrevistadores y fotógrafos.

El Comité Olímpico Internacional le prohíbe a la prensa tomar fotos o hacer filmaciones en determinados lugares. Pero los deportistas arrasaron con esa medida. Ellos sacan las fotos cuando quieren y donde quieren, ellos las suben a un sitio público y desde ese mismo momento se terminan los derechos reservados de cualquier lugar del mundo olímpico.

Porque además, las cuentas ni siquiera deben tener registros de personas reales. Rastrear a los supuestos infractores sería imposible. Lo que hizo, sí, es registrar todas las cuentas oficiales en la web Hub Olímpico (hub.olympic.org). Es una manera de brindar un servicio a los seguidores de los Juegos y una manera de controlar todo lo que los atletas involucrados en los Juegos dicen.

Los seguidores de los deportistas, en este caso, saben que, de primera mano, tienen la información que desean. Acceden a ella antes que los medios.

Manu, desde su cuenta @manuginobili propone: "Qué les gustaría ver de la villa? Pidan, pidan! Prefieren fotos comunes, videos o panoramas 360? Aprovechen..." A lo que Juan Gutiérrez ( @pipagutierrez ) le preguntó: "Vas a romper las reglas? O ya está confirmado que podemos twittear fotos?"

Lo que la gente tiene que tener en cuenta es que en la mayoría de los casos la exposición privada que las personas públicas hacen en Twitter se acabará en cuanto una situación no le convenga. ¿Se imaginan a un deportista contando públicamente que cometió dopaje para ganar la medalla que se acaba de colgar? Aunque siempre puede haber un Andrés Calamaro, parece difícil.

La prensa, mientras tanto, encuentra una nueva posición por delante. Asumir el riesgo que significa subirse a la presión de la inmediatez o tomar distancia, analizar con calma y no caer en la tentación de querer ser el primero en informar, en mostrar o en decir algo. ¿Existe la forma de que ese tipo de velocidad se lleve de la mano con la seriedad y la precisión? Difícil decirlo todavía. Por ahora hay muchos ejemplos que prueban que no y pocos que demuestran que sí. No parece ser fácil manejarlo responsablemente.

Como sea, Twitter cambiará los Juegos Olímpicos. Ya los está cambiando, como a tantas otras cosas. Con algunos aspectos positivos, con muchas otros negativos. Para bien o para mal, cada uno tiene la posibilidad de elegir si quiere aceptar el nuevo juego.

PARA SEGUIR A LOS ATLETAS

En la lista twitter.com/#!/Gauyo/jjoo , creada por www.canchallena.com.ar pueden seguirse los comentarios de todos los deportistas argentinos.

EL GRAN CRECIMIENTO

Lebron James, el más seguido

Según un informe del diario El Mercurio, las redes sociales mostraron un crecimiento exponencial desde Pekín 2008 hasta hoy. Hace cuatro años, Facebook tenía 100 millones de usuarios, pero en Londres 2012 serán más de 900 millones. Twitter, en tanto, saltó de 6 millones a 600 millones de usuarios en la actualidad. A continuación, los deportistas olímpicos con más seguidores: LeBron James (17.378.615 seguidores), Kobe Bryant (13.646.023), Roger Federer (11.201.479), Rafael Nadal (11.053.316) y Neymar (10.806.911). El argentino mejor rankeado es Manu Ginóbili, con 2.027.155 seguidores, en la 26° posición.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.