Gran seguridad en el hotel puntano. Los maestros están custodiados por expertos