Los medios ingleses apuntan contra Elizondo