Los Nets, otra vez finalistas de la NBA

Aplastaron en la serie a los Pistons con un rotundo 4 a 0
(0)
25 de mayo de 2003  • 01:48

EAST RUTHERFORD, Nueva Jersey, EE.UU.- Con un equipo un año más viejo, pero infinitamente más experimentado, los Nets de Nueva Jersey están nuevamente en las finales de la NBA.

Los Nets ganaron anoche su décimo partido consecutivo en playoffs al vencer 102-82 a los Pistons de Detroit, a quienes barrieron la serie final de la Conferencia Oriental.

El partido no estuvo exento de sobresaltos para los Nets, principalmente cuando Jason Kidd cayó sujetándose el tobillo izquierdo, tras una torcedura. Hubo necesidad de colocarle una toalla en la boca para ayudarle a soportar el dolor.

De manera asombrosa, Kidd no se perdió un segundo del encuentro. Se levantó y anotó ocho puntos en una ofensiva de 13-1 durante el último periodo, que resolvió el partido y dio el boleto finalista a Nueva Jersey.

"Yo estaba nervioso. Nuestro mejor jugador estaba en el suelo", dijo el técnico Byron Scott. "Sin embargo, sabía también que es uno de nuestros hombres más fuertes.

"El va a sentir dolor durante los próximos tres o cuatro días. Es bueno que la serie haya terminado. Después que se lastimó y regresó, por alguna razón sus compañeros se motivaron", añadió.

Kidd fue la estrella de los Nets al anotar 26 puntos, capturar 12 rebotes y dar siete asistencias. Kenyon Martin anotó 14 puntos y capturó 10 rebotes.

La primera ventaja que adquirieron los Nets gracias a Kidd fue clave en el desarrollo del partido.

Los Nets, que tuvieron cinco días de descanso antes de enfrentarse a los Pistons tras haber barrido a los Celtics de Boston, tendrán ahora 10 días para preparar las finales de la NBA, que comenzarán el 4 de junio.

El contrincante de los Pistons podrían ser los Spurs de San Antonio o los Mavericks de Dallas, cuyo enfrentamiento marcha 2-1 a favor de los Spurs. El domingo continuarán su enfrentamiento.

Los Nets fueron la sorpresa en la final la temporada pasada, pero poco pudieron hacer ante los Lakers de Los Angeles. Este año parecen determinados a tener un mejor desempeño.

"Este año, a diferencia del anterior, no nos conformamos con llegar a la final", señaló Scott. "Sentimos que podemos ganar un campeonato con lo que tenemos. Aquel equipo revelación es hoy algo más, un equipo especial".

La victoria de los Nets se produce justo un día después de que el equipo de hockey sobre hielo, Devils de Nueva Jersey, también avanzó a la final de la NHL.

Ambos equipos comparten el Continental Airlines Arena y es la primera vez que sucede desde 1994, cuando los Knicks y los Rangers de Nueva York llegaron a la final.

Los Nets se han situado cuartos en la lista de rachas victoriosas en la serie de playoffs, detrás de los Spurs en 1999 (12), Los Lakers en el 2000 (11), y los Lakers en 1989 (11). El récord lo ostentan los Lakers en los playoffs de 1988 y 1989 con 13.

Por los Pistons, Clifford Robinson anotó 21 puntos, y Richard Hamilton anotó 20.

Los Nets aplastaron a los Pistons. Desde el primer cuarto se hicieron con una ventaja y lideraron todo el encuentro. Sin embargo, en el cuarto período los Pistons hicieron un gran esfuerzo y se acercaron lo suficiente para meterle un susto a la afición local. Este temor fue mayor cuando parecía que Kidd se había lesionado.

Los aficionados lo arroparon con una sonora ovación cuando se sentó definitivamente, al quedar tres minutos para terminar el partido y con el marcador 96-75.

Los Pistons recortaron un déficit de 15 puntos en el tercer cuarto y se quedaron a seis puntos cuando quedaban 9:29 minutos.

Los Nets controlaron los rebotes por 51-27.

"Nos pusimos en el camino de los Nets, que son ahora como una aplanadora", dijo el técnico de Detroit, Rick Calisle. "Nuestro error en esta serie fue dejar que se escaparan los dos primeros partidos. Tuvimos la posibilidad de ganar ambos, pero Kenyon Martin y Jason Kidd simplemente no lo permitieron".

Fuente: AP

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.