Los Pumas

Loffreda-Santamarina, candidatos a técnicos
Loffreda-Santamarina, candidatos a técnicos
(0)
22 de marzo de 2000  

Desde hace un par de meses los rumores dominan la escena. Algunos son confiables, otros no tanto. La estricta reserva con la que se mueven los máximos dirigentes del rugby nacional impide despejar la incógnita. Pese a la designación del equipo de trabajo de la Comisión de Selecciones (al cierre de esta edición, a cuatro horas del inicio de la reunión, el Consejo Directivo de la UAR no había dado a conocer la resolución), la incertidumbre acerca de quiénes asumirán la conducción de los Pumas se mantiene. Pero, en el terreno de las especulaciones, se manejan algunos candidatos.

El nombre de Marcelo Loffreda se escucha con insistencia (el primero en divulgarlo fue Luis Gradin, presidente de la UAR), y aunque la designación del actual técnico del SIC parece un hecho, se desconoce quién podría ser su acompañante (por cuestiones lógicas, debería ser un entrenador que se ocupe de los forwards). Es una certeza que el nuevo consejo directivo no continuará la política de contratar a un coach extranjero, y en ese juego de descubrir nombres, el que ahora salió a luz es el del tucumano José Santamarina, de reconocida trayectoria como jugador, pero con mínimos pergaminos como entrenador.

La ecuación no parece descabellada; con el cordobés Daniel Graco como secretario técnico de selecciones (anoche se esperaba su nombramiento) y la pareja Loffreda-Santamarina existiría un equilibrio justo en relación a la distribución de poderes, una de las constantes en la política local. Igualmente, la última palabra se obtendrá cuando se produzca el primer encuentro entre los hombres vinculados con la Comisión de Selección, que se efectuará en los próximos días.

Sin embargo, los involucrados en esta historia ignoran si sus nombramientos pueden concretarse, y esto comentaron:

Loffreda: "¿Si aceptaría dirigir a los Pumas? No sé. Estoy concentrado en otras cuestiones, en el SIC y el trabajo. No me gusta manejarme sobre supuestos, hasta ahora no recibí ninguna propuesta y no sé si la tendré. Por eso, decidí no darme manija sobre este tema. Si me llaman, sólo en ese momento analizaré qué hago, pero por ahora sigo con lo mío".

Santamarina: "¿Qué? ¿Ser el entrenador de los Pumas? La verdad que me sorprendés, nadie me dijo nada... yo estoy entrenándome para llegar con la selección de Tucumán al Argentino. Dentro de poco (en mayo) voy a cumplir 37 años y si la máquina aguanta seguiré jugando, porque todavía me siento jugador.... Pero, una propuesta de ésas es para pensar; tal vez, sea una buena excusa para decidirme por el retiro (risas).

"Cuando me llamaron -agregó elCheto- para colaborar con equipos nacionales (viajó con los Pumas a Japón, en 1998, como asistente de José Luis Imhoff y lo habían designado para trabajar con el seleccionado de Ascenso), di un paso al costado porque en ese momento no me sentía cómodo, me veía más adentro de la cancha que dando indicaciones." Se trata de dos ex integrantes del conjunto nacional, sólo actuaron juntos en tres ocasiones para los Pumas, durante 1994 (las eliminatorias mundialistas ante los Estados Unidos y el segundo test de la serie con Escocia), y en el futuro podrían compartir nuevos roles. Loffreda se puso el buzo de DT en 1997, inmediatamente después de su retiro, mientras que Santamarina tuvo fugaces experiencias. Se trataría de dos técnicos jóvenes, pero estarían guiados y apoyados por dos hombres con antecedentes incuestionables, como lo son Emilio Perasso y Daniel Graco.

Garantía para ser sede del Mundial 2001

La UAR consigió una garantía por 300.000 dólares, que servirá como aval ante eventuales pérdidas por la organización del Mundial de Seven del 2001, que se desarrollará en Mar del Plata entre el 27 y el 29 del año que viene. En los próximos días el dirigente Carlos Tozzi viajará a Dublín, donde se encuentra la sede la International Board, para firmar el contrato con la entidad rectora de este deporte.

De acuerdo con los cálculos estimados, ser sede de la Copa del Mundo (en algún momento la organización estuvo en peligro) a la UAR le costará 1.540.000 dólares; 450.000 dólares corresponden a pasajes (participarán del certamen 24 selecciones y cada delegación estará compuesta por 10 jugadores y tres dirigentes), US$ 400.000 serán para alojamientos, US$ 300.000 estarán relacionados con la utilización del estadio Mundialista (alquiler, seguridad, etcetera) y el resto del presupuesto (US$ 390.000) corresponderá a otros gastos.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.