Los secretos de Jaguares y cómo vive el grupo su gran momento en el Super Rugby

Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
Agustín Monguillot
(0)
8 de junio de 2019  • 23:59

Felicidad plena. Ese es el estado que atraviesa a cada persona que integra Jaguares . Desde el que está más abajo hasta la cabeza del grupo, Gonzalo Quesada . El triunfo ante Sharks lo dejó en lo más alto de la Conferencia Sudafricana y le aseguró la localía para el primer duelo de los playoff. Todo esto, ante un público que lo reconoció como pocas veces se vio desde que la franquicia argentina desembarcó en el Súper Rugby . Una tarde perfecta en todo sentido en Vélez.

"Hoy es todo alegría. Teníamos un grupo listo para responder y ganar con bonus es una prueba de lo bien que está. No nos creemos nada. La humildad va a seguir siendo la palabra guía de este grupo", dice el head coach en el césped de Vélez, mientras se escuchan los aplausos de despedida de la gente.

Quesada suele adoptar un discurso mesurado, tanto en las victorias como en las derrotas. Es imposible no notar en su cara la satisfacción que tiene por la producción de su equipo. Lo primero que hace es valorar la madurez que mostró no sólo para imponerse ante un rival que venía urgido, sino también para no dejarse llevar por la efervescencia de las más de 15.000 personas (el número más alto de la temporada) que acudieron a Vélez para verlos ganar.

"Es difícil hacer un ranking de los mejores partidos, pero creo que el desafío era enfrentar a un rival duro que se jugaba la clasificación. También responder a las expectativas que se generaron de afuera. Mentalmente no es lo más simple. Y entre la fatiga acumulada, el jet lag y las tres lesiones que tuvimos esta semana (NdeR: Ramiro Moyano, Guido Petti y Tomás Lezana), jugamos un partido muy completo. Fue uno de los mejores partidos de la temporada", analizó.

El head coach acostumbra ser analítico en cada rueda de prensa. Esta vez, no hizo énfasis en el juego, sino en la convicción pensando en el cierre de la fase regular con Sunwolves: "Venimos de un proceso donde estamos trabajando muchos aspectos del juego que son las bases. Tenemos que seguir entrenando esa capacidad de creer en lo que estamos haciendo y que nos da resultados. No es el ruck, el scrum, el line ni la defensa: es saber que todos los lunes empezamos de cero".

No es el ruck, el scrum, el line ni la defensa: es saber que todos los lunes empezamos de cero
Gonzalo Quesada

El primer lugar de la conferencia le aseguró a Jaguares la localía para los cuartos de final, pero el premio puede ser aún mayor. De vencer a Sunwolves, el próximo viernes desde las 19.10, quedará segundo en la tabla general. Eso significa que podría jugar en casa en unas hipotéticas semifinales y recién se cruzaría en la final con Crusaders, el bicampeón reinante. Ante este escenario, el partido ante la franquicia japonesa, última en la tabla, adquiere una gran importancia.

"Me gustaría que algunos puedan descansar y otros, que necesitan jugar, jueguen. Vamos a ver cómo combinamos esos aspectos con algunos lesionados y jugadores disponibles en la lista", advirtió Quesada. Si hay algo donde el entrenador no está sufriendo es en la rotación: había hecho nueve cambios en relación al XV titular que paró en la cancha en el último partido en la gira por Oceanía, ante Reds.

Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

No oculta que siente orgullo de lo que consiguieron hasta ahora. "Se está dando todo como lo soñamos. Estamos compenetrados, con humildad y disfrutando de este camino", son sus últimas palabras en la conferencia. Hasta se toma un tiempo para reconocer a los que lo precedieron en su rol: "Hay que poner todo en la balanza. Hubo un laburo muy bueno de Raúl Pérez, Asper, que agarró este proyecto de cero. El rugby argentino tenía que descubrir este nivel de rugby profesional, se pagó el derecho de piso y su staff hizo un gran laburo. Eso permitió que se pudiera mejorar mucho la temporada pasada con Mario (Ledesma)".

El brillante presente de Jaguares tiene su influencia afuera de la cancha. A la vista, los números de asistencia de público cambiaron radicalmente. Pues bien, otro de los termómetros está en la zona mixta, el lugar donde los jugadores atienden a la prensa. Hay muchos más medios de comunicación presentes que se subieron al tren Jaguares. "Imaginate lo que van a ser los cuartos", se entusiasma uno de los colaboradores de prensa, que observa la escena. El triunfo ante los sudafricanos le aseguró a la franquicia argentina disputar los playoff en su casa por primera vez desde que desembarcó en el Súper Rugby.

Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

La satisfacción se percibe también entre los jugadores. "Es histórico. Nunca habíamos conseguido esto así que es espectacular", suelta Sebastián Cancelliere. El wing surgido en Hindú no jugó mucho en la primera parte de la temporada, pero parece aprovechar cada oportunidad que se le presenta para demostrar su valía en un puesto sobrepoblado. Ante Sharks es la última muestra, con dos tries.

A pocos metros, Emiliano Boffelli todavía no cae con lo que vivió. El fullback marcó dos tries, pero el último fue muy especial por la reacción que provocó. "Nunca me había pasado algo así. Me emocioné mucho y se me puso la piel de gallina", recuerda. Joaquín Díaz Bonilla cruzó la pelota con el pie, el ex Duendes la embolsó a tiempo y se fue al ingoal. "Boffeeeelli, Boffeeeelli.", coreó el público. "Confirmamos el buen presente que venimos teniendo el equipo. Hace muy bien a la cabeza para lo que viene. Sería un sueño poder jugar unas semifinales", agrega Boffelli, que fue el trymen de Jaguares en 2018.ß

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.