La NBA. Los Spurs jugaron un pésimo tercer juego y pierden 2-1