Maidana cerró un año dorado