Fútbol en España. Málaga, verdugo de Barcelona