Polla de Potrancas. Maldotti trabaja el doble