Más agresivo y más rojo: el nuevo modelo de Ferrari para competir con Mercedes en la Fórmula 1