Turismo Carretera: Matías Rossi se quedó con la pole en San Nicolás

Matías Rossi, el piloto a vencer
Matías Rossi, el piloto a vencer Crédito: ACTC
Alberto Cantore
(0)
7 de diciembre de 2018  • 20:27

SAN NICOLÁS.- Lo hizo otra vez. Matías Rossi se presenta como el piloto a vencer en las pruebas de clasificación del Turismo Carretera . En circuitos veloces, pero también en trazados lentos, el puntero de la Copa de Oro, el mini torneo de cinco carreras que el domingo definirá al campeón 2018, impuso el ritmo. Ahora, en la primera jornada del Gran Premio Coronación, con un tiempo de 1m27s247/1000; este sábado, de confirmar la pole position, sumará la séptima mejor vuelta del año, un sello que tiene antecedentes en Concepción del Uruguay, Concordia, Paraná –durante la Etapa Regular- y La Pedrera, Toay y San Juan. La contundencia del Ford N°15 le permitió adueñarse de 12 puntos y ahora el piloto del Nova Racing pretende las tres unidades que entrega la última carrera del calendario, con lo que estiraría a 10 puntos la diferencia con Facundo Ardusso (Torino), primer escolta en el certamen y quien quedó segundo, a 83/1000. Agustín Canapino (Chevrolet) y Jonatan Castellano (Dodge), 3ro y 4to en el torneo y los dos restantes principales aspirantes a la corona, tuvieron un desempeño con menos brillo: el arrecifeño, defensor del título, finalizó 19no, a 813/1000, mientras que el Pinchito fue sexto a 353/1000.

"Nos adaptamos rápido al circuito, que es nuevo para la categoría. Eso me da tranquilidad, porque no tener mayores referencias exige interpretar rápido lo que pide el auto y el equipo lo logró en los dos entrenamientos, en los que fuimos primeros y segundos. Este dibujo es lento, con poco lugar para los sobrepasos: cuando corrimos con el Super TC2000 había que tener una buena diferencia para iniciar la maniobra de superación. Clasificar primero es importante, vale mucho en lo personal y también para el equipo, pero también será determinante ganar la serie, aunque sea la más lenta y eso implique largar 3ro la final", analizó Rossi, que de ratificar este sábado lo que ensayó este viernes y de ganar la serie, aventajará como mínimo por 10 unidades a Ardusso, antes de la carrera final, a 25 vueltas o un máximo de 50 minutos de duración, que la ACTC programó para las 13.10 del domingo.

Para Ardusso y el Renault Sport Torino Team, la jornada era todo un desafío. El año pasado, el parejense llegó a la última cita, en el autódromo Roberto Mouras, de La Plata, como puntero, aunque el auto nunca logró enseñarse competitivo durante todo el fin de semana y Canapino le arrebató la corona por apenas 0,25 puntos. "Si comparo, este viernes fue mejor, pero en la previa de 2017 estaba muy confiado, muy sereno. La diferencia entre el auto de los ensayos y el de la clasificación estuvo en los neumáticos: los resellados nos hacen más lentos y cuando ponemos las gomas nuevas pegamos un salto. Creemos que ajustando algunos detalles, podemos seguir recortando la ventaja que nos hizo Rossi", reveló Ardusso, que descubre en Emiliano Spataro (Torino), su compañero de estructura, a un posible aliado. El piloto de Lanús finalizó 3ro y podría terciaren la definición de la corona. "Siempre dentro del reglamento, si puedo colaborar para que se consagre campeón lo voy a hacer", manifestó Spataro, que en 2017 le quitó la victoria en la carrera del Millón de pesos, en Rafaela y esa maniobra provocó un cierto resquemor en la estructura.

"En ninguno de los títulos que conseguí tuve ayuda, así que no la pediría. Con que no me choquen me conformo", señaló Rossi, que sin nombrarlo se refirió a la maniobra temeraria de Mariano Werner (Ford), en el último giro en el autódromo Mouras, en el Gran Premio Coronación 2016, que derivó en un múltiple accidente y privó a Rossi de obtener el campeonato, que terminó en manos de Guillermo Ortelli (Chevrolet). Rossi y Werner, ahora son usuarios de Ford y el entrerriano dejó entrever que en el caso de no tener posibilidades de pelear la corona ayudaría al piloto de Del Viso a sumar su segunda corona en el TC. Juan José Ebarlín (Chevrolet) es un comodín que tiene Rossi; el Mago corre bajo el paraguas del Donto Racing, la matriz del Nova Racing, el equipo que cobija a Rossi.

"Es lo que hay", fue la lacónica respuesta de Canapino, por su floja tarea en la clasificación, como si las posibilidades de defender el N°1 dependieran más de un factor ajeno que de su capacidad conductiva, como sucedió en el cinematográfico desenlace del campeonato del año pasado. "Estoy lejos en todo el circuito. La pole es imposible", ratificó el arrecifeño, que tras la carrera viajará a los Estados Unidos para realizar la prueba en el Cadillac DPI del Juncos Racing, en las 24 Horas de Daytona, entre el 26 y 27 de enero.

Expectante se enseñó Castellano, después de la primera jornada de clasificación. "Imaginé que los tiempos serían más rápidos. Se supone que este sábado la pista va a estar mejor, aunque se anuncia que la temperatura va a ser más elevada. "Debemos rever porque el auto no tracciona a la salida de las curvas lentas. No es un circuito de sobrepasos fáciles, pero sí es fácil cometer errores y hay que estar muy concentrado", comentó el piloto de Lobería.

Con Rossi marcando el rumbo, el Turismo Carretera superó el corte inicial del Gran Premio Coronación. Una jornada de ensayos, velocidad y las primeras especulaciones, una jornada con el sello del TC.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.