En Canadá. Meolans mantiene su hábito