Meolans: "Nado para conseguir la gloria deportiva"

(0)
4 de diciembre de 2001  

CORDOBA.- ¿Quién es el mejor nadador en la actualidad?, se le pregunta a José Meolans. Ian Thorpe, responde sin dudar. El Torpedo australiano ha bajado segundos y récords en los últimos tiempos con una facilidad asombrosa. Sin embargo, para Meolans, su ídolo seguirá siendo el ruso Alexander Popov y los hombres por observar, para aprender, son el australiano Michael Klim y el holandés Pieter van den Hoogenband. Son apellidos que antes parecían inalcanzables y cuyos dueños ahora deben tener mucho más en cuenta a este cordobés de 23 años, que ganó los 50 y los 100 metros libre en las dos primeras etapas de la Copa del Mundo de natación.

Meolans sabe que estas victorias son un gran estímulo, y también una escala hacia el objetivo mayor en el corto plazo, que es el Mundial de Moscú, por disputarse en abril del año próximo.

Por lo pronto, en un par de semanas, viajará a Brasil para competir en el torneo nacional, desde el 19 de diciembre, y con el comienzo de 2002 emprenderá una dura tarea de preparación en la altura de Sierra Nevada, en Granada, España.

"Estando en Europa aprovecharé para participar en Berlín, en otra fecha de la Copa del Mundo. No me atrevo a decir que bajaré las marcas que hice en Río de Janeiro y en Edmonton... Mi objetivo es llegar bien al Mundial porque allí estarán los mejores. O casi todos", dice.

  • Mejor, imposible. Su entorno familiar lo protege. Cuando pueden, sus padres Isabel y Raúl lo acompañan dentro del país y fuera de él. Y su hermana Laura se queda en Córdoba, a la espera de buenas noticias. Da la impresión que el de José Martín Meolans es uno de esos casos deportivos de generación familiar, en cuyo seno se gestan las bases esenciales para moldear a un futuro campeón.
  • Podrá decirse, también, que el entorno lo ayudará a evolucionar y le dará el contorno final a su estatura como atleta. En la Argentina, en la natación, eso parece difícil, aunque él es muy cauto a la hora de evaluar comportamientos.

    -Dijiste que no fuiste a Nueva York (tercera etapa de la Copa del Mundo) por problemas de planificación y presupuestarios...

    -Es que se hizo difícil conseguir dinero para ir a Edmonton y más para viajar a Nueva York.

    -¿Por qué?

    -Por la situación que está viviendo el país. Está bastante duro todo. Mi entrenador (Orlando Moccagatta) pudo conseguir algo de dinero y viajó porque su esposa trabaja en American Airlines, pero tuvimos que ir en vuelos separados. Yo no me fui de Brasil a Canadá porque si volvía y salía un día después, desde Buenos Aires, el pasaje me salía 300 pesos menos. No me molesta, me adapto a las circunstancias. Pero perdí un día de descanso.

    -Pero no hablamos de grandes sumas de dinero...

    -Lo que pasa es que hay otros nadadores que andan bien y tampoco reciben ayuda, como Georgina Bardach, Florencia Szigeti, Pablo Abal, Eduardo Otero. Están dentro de los 25 o 30 mejores nadadores del mundo, también. Y si no aprovechamos que éste es el mejor momento que vive la natación argentina desde la época de Nicolao (Luis Alberto), bueno, no sé...

    -Los dirigentes se tendrían que mover un poco más...

    -Si no saben valorar el momento... La Confederación Argentina no tiene empresas privadas que la apoyen, no las salen a buscar para solventar viajes, para tener más ingresos... Eso me da un poco de bronca porque no se aprovecha que hay chicos que andan bien, que están creciendo, que tienen buenas posibilidades para el futuro. En Brasil, para la Copa del Mundo, juntaron tres o cuatro sponsors fuertes. Los dirigentes allí se mueven mucho y los nadadores ayudan porque hay algunos que son finalistas olímpicos.

    -Pero convengamos en que nunca te vas a hacer rico con la natación...

    -No. Yo nado para conseguir la gloria deportiva, para representar bien a mi país. Siempre supe que la natación no me iba a mantener por mucho tiempo, que no iba a vivir siempre de esto. Algunos ingresos tengo, pero uno lo hace por gusto y porque la natación es un buen deporte.

    -Vos querés ahora ser el mejor.

    -Lo que quiero es llegar a lo más alto.

    Sin hinchada

    Dentro de la Argentina o fuera de ella, José Meolans envidiaría la publicitada hinchada de Yupanqui para tenerla a su lado y disfrutar de sus logros. Se ríe cuando se le pregunta cómo es festejar en soledad, a tantos kilómetros de los suyos.

    "El festejo va por dentro; a veces, con mi familia y con mi entrenador. Ultimamente viví sensaciones muy raras, a partir de haber estado en el Mundial de Hong Kong, en 1999, cuando salí 2° en los 50 metros libre. Ver cuando se iza la bandera argentina, o pararse frente al cubo en una final o semifinal olímpica; estar con todos esos monstruos... ¡Te corre una adrenalina! Pienso que ésas serán las cosas que más voy a extrañar cuando deje de nadar."

    Ficha personal

    Nombre: José Martín Meolans

    Edad: 23 años (nació el 22 de junio de 1978).

    Familia: sus padres, Isabel y Raúl, y su hermana, Laura.

    Idolo: Alexander Popov.

    Récords argentinos: 50, 100 y 200 metros libre en pileta de 25 y 50 metros; 100 m mariposa en pileta de 25 y 50 m, y 200 m mariposa en pileta de 25 metros.

    Récord sudamericano: 100m medley en pileta de 25 metros.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.