Messi cumplió y ahora esperael regalo perfecto

En su tercer Mundial, festejó los 27 años con el plantel; esta vez fue en Porto Alegre; su mujer, Antonella, le dedicó un video y hasta el DT de Nigeria lo saludó; su mayor deseo es ganar la Copa
Martín Castilla
(0)
25 de junio de 2014  

PORTO ALEGRE.- "Muchas gracias por todas sus felicitaciones. Mi regalo perfecto este año sería ganar la Copa, pero vamos paso a paso y lo primero es centrarnos en ganar el partido con Nigeria para poder terminar líderes del grupo." La frase de Lionel Messi en su cuenta de Facebook es el resumen de sus sensaciones. Cada cuatro años, le toca festejar su cumpleaños en una Copa del Mundo y ésta que está disputando en tierra brasileña tiene un significado especial a sus 27 años.

La jornada de ayer comenzó con un regalo especial por parte de su esposa, Antonella Roccuzzo, que le dedicó un video que subió a su cuenta de Instagram. "Feliz cumple mi amooor!!! Te deseamos lo mejor y que pases un día hermoso! Te amamos!!", escribió la autora de un video musicalizado con el tema "Bastará", de Los Cafres, que representa una canción muy querida e identificatoria por ambos. Antonella y el hijo de la Pulga, Thiago, tienen previsto llegar hoy a Porto Alegre en un vuelo chárter para presenciar otra actuación de un seleccionado que tiene a Messi como el concentrador de todas las ilusiones. Sus padres y hermanos llegarán provenientes desde Barra da Tijuca.

En el libro "Messi-El Patriota", el especial de colección publicado por LA NACION y que está disponible en los kioscos, su mamá Celia recuerda la infancia de Lionel y su relación con la pelota: "La pelota siempre fue importante en la vida de Lionel. Iba a hacer los mandados con la pelota; jugaba contra la pared del patio de nuestra casa, la de sus tíos y la de sus amigos (...) Todo lo que vino después se lo merece. Por buena persona, buen deportista y muy buen hijo". Anteayer, Messi llamó a su hermano Matías, cuyo aniversario de cumpleaños es un día antes del suyo. "Son ellos los únicos que están en los momentos difíciles. Para mí, ser N° 1 es otra cosa de la que se dice en los medios. Es estar bien con los afectos, sentir el cariño de la gente y disfrutar de lo que hago con alegría", había declarado el rosarino en una entrevista con LA NACION.

En la conferencia de prensa que brindó en el estadio Beira Rio, Alejandro Sabella dijo que saludó a su futbolista estrella en las primeras horas de ayer. "Después de la medianoche me acerqué para darle un abrazo", dijo quien admitió que no había podido comprarle un regalo debido a las ocupaciones y tareas que está teniendo en esta Copa del Mundo. Messi afrontará hoy el partido frente a Nigeria y nada menos que ante el arquero Enyeana, que le hizo la vida imposible en el Mundial pasado en el Ellis Park, de Johannesburgo, donde a pesar de una buena cantidad de remates al arco del rosarino, el guardavalla los desvió con atajadas espectaculares.

Messi estrenará esta tarde un modelo nuevo de botines, confeccionado especialmente por Adidas, y que tienen escrito el nombre de su hijo, Thiago, y la leyenda "Feliz cumpleaños" sobre la plantilla interna. El entrenador de Nigeria, Stephen Keshi, deseó un feliz cumpleaños al capitán argentino y le deseó que se cumplan "todos" sus deseos. "Happy birthday, guy!", exclamó sorprendido Keshi, quien dijo no saber que el delantero cumplía 27 años. "Le deseamos una vida larga y llena de salud y que se cumplan todos sus deseos. Lo veremos después del partido de mañana. Felicitaciones, estimado Messi", expresó el técnico en Porto Alegre.

Su primer cumpleaños vivido como jugador en una Copa del Mundo fue a los 19 años, durante Alemania 2006, cuando aquel plantel dirigido por José Pekerman festejó el mismo día el aniversario de Juan Román Riquelme y el suyo. En Sudáfrica 2010, sus hermanos Rodrigo, Matías y Marisol y su novia, Antonella, lo recibieron con una torta en un condominio cerrado cercano al predio HPC de la Universidad de Pretoria, donde por la noche le dieron la bienvenida el entonces entrenador Diego Maradona y sus compañeros.

Como es costumbre en la intimidad del plantel argentino ante cada cumpleaños, la "Pulga" fue agasajado en su día con una torta en la concentración, el hotel Deville Aeroporto fue esta vez el escenario. Después de una cena que contó con los aplausos constantes impulsados por sus amigos Sergio Agüero y Ezequiel Lavezzi, Messi sopló las 27 velitas de la torta que le hizo el cocinero del plantel Diego Iacovone. "Que los cumplas feliz, capitán y amigo", fue uno de los mensajes escritos con los colores celeste y blanco en el salón comedor del hotel. Pidió por sus afectos y también, aunque no lo hizo público, por ese deseo compartido por sus compañeros y por millones de argentinos. "El regalo perfecto sería ganar la Copa", firmado: Lionel Messi.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.